Es obligatorio tener el curso de Vigilante de Seguridad realizado.

Este curso tiene por misión acudir a los saltos de alarmas instalados en inmuebles.

Duración: 10 horas.

Precio: 80 euros y un mínimo de 4 ó 5 alumnos.